Historia

Los primeros humanos llegaron a la Península Ibérica al territotio de la actual Espaňa hace 35.000 aňos.  Desde comienzos del primer milenio antes de Jesús Cristo, los celtas, conocedores de la metalurgía del hierro, comenzaron a establecerse en las tierras peninsulares. Poco después los fenicios llegaron a las costas mediterráneas ibéricas y posteriormente los griegos, que dieron el nobre de Iberia a la península. Se origino una nueva cultura, la ibérica, que era sustituida por los romanos. Además el nombre griego de Ibéria fue sustituido por el romano de Hispania.

Los Romanos desarrollaron en Hispania una dinámica actividad constructora y muchas obras, como el acueducto de Segovia y el puente de Alcántara, se mantienen aún en pie. Además son  tambien visibles los restos de teatros, anfiteatros, templos o arcos triunfales. El cristianismo completó la obra de Roma y esta nueva fe tuvo una rápida expansión.

Las invasiones de los pueblos germánicos llamado bárbaros provocaron una intensa crísis: el poder de Roma se debilitó, la economía y el comercio fueron en retroceso. A comienzos del siglo 5  irrumpieron en su territorio grupos de bárbaros, que fueron sometidos en el siglo siquiente por los visigodos, quienes crearon una entidad política unitaria con capital en Toledo. Desde el aňo 410, cuándo los visigodos destruyeron Roma, empecó la época nueva. Pero en 711, fue la guerra civil entre los visigodos, y uno de los jefes buscó la ayude en África y 12 mil guerreros árabes atraviesan Gibraltar y derrotan al último rey visigodo.

Entre los siglos 8-15 los musulmanes establecieron su capital en Códoba y desde allí organizaron la administración del territorio. Pero en Espaňa no viven solamente los musulmanes en esta época, sino también los cristianos y los judíos.  Los musulmanes no impusieron su religion a los cristianos, les permirieron el culto de la suya y respetaron su cultura, lengua y costumbres. Sin embargo, grupos de nobles godos se refugiaron en las montaňas del Norte y comenzaron una guerra contra los musulmanes llamado la Reconquista.

La época entre los siglos 15 – 16, se llama el siglo del oro, por muchos acontecimientos imporantes. El aňo 1492 se marcó un hito el la Historia de Espaňa,  especialmente porque el navegante espaňol Cristóbal Colón descubrió el Nuevo Mundo, asimismo fue la conquista de Granada, la expulsión de los judíos y la publicación de primera gramática, Gramatica Castellana de Antonio Nebrija.

En la época de la Espaňa imperial, el país tenía dos reyes muy importantes. El rey Carlos I de Habsburgo y después de él, rey Felipe II, quien consolidó la posición de Espaňa en el área europea  con mucha fuerza.

Durante los siguientes trescientos años, el imperio colonial español cubrió la mayor parte de América del Sur, grandes porciones de América del Norte, las Filipinas en Asia así como porciones de costa en África conviertiéndose en uno de los mayores imperios de la historia. Financiado en gran parte por las riquezas obtenidas en sus colonias, España se metió en guerras e intrigas en la Europa continental, incluyendo, por ejemplo, la obtención y pérdida de posesiones en los actuales Países Bajos e Italia y manteniendo guerras con Inglaterra (incluyendo el famoso fracaso de la conocida como Armada Invencible) y Francia. Con la muerte de Carlos II en 1700 la dinastía de los Habsburgo se extinguió para dejar paso a los Borbones tras la Guerra de Sucesión.

A principios del siglo 19., Napoleón Bonaparte – aprovechándose del debilitado reino de Carlos IV a consecuencias de la Revolución francesa – puso a su hermano José Bonaparte en el trono espaňol. En el aňo 1808, el pueblo de Madrid se rebela contra los franceses, a cuyo rey, a ciencias ciertas, nunca lo habían aceptado, dando comienzo a la Guerra de Independencia el 2 de mayo de 1808. En esta misma época, comienza también la lucha por la independencia en las colonias del continente americano. En el aňo 1812, los patriotas espaňoles proclaman en Cádiz la Primera Constitución Espaňola, la más liberal en historia. Tras la derrota napoleónica, Fernand VII rechazó el régimen constitucional y restableción el absolutismo.

Después de la muerte de Ferdinando VII en el aňo 1833 se inician otras luchas por la sucesión llamadas Guerras Carlistas.

La crisis política y económica durante la monarquía de Isabel II fue el origen de la Revolución de 1868 y entre los aňos 1873-1874 fue establecida la Primera República Espaňola. Pero en el aňo 1875, el golpe militar que disolvió la república dio paso a la restauración de la dinastía borbónica con Alfonso XII.

Los principios del siglo 20. fueron influidos por el pesimismo a la pérdida de las últimas colonias en América – Cuba, Puerto Rico y Filipinas en 1898.

Además los primeros 3 décadas son importantes por el regionalismo vasco y catalán y el incremento de los conflictos sociales, porque especialmente los catalanos quisieron la independencia. Igualmente son importantes por la dictadura de Primo de Rivera y la caída de la monarquía.

Después del aňo 1930, los republicanos y socialistas triumfan en las elecciones y en 1931 se proclama la segunda República, adoptando muchas reformas para modernizar el país y solucionar la crisis.

Entre los aňos 1936 y 1939 gran parte de la armada espaňola, dirigida por el Francisco Franco, se opone al gobierno republicano, apoyado por liberales, y por eso en el aňo 1936 empezó la guerra civil. Durante este tiempo la armada y el país fueran divididos en 2 partes: la republicana apoyada por la Unión Soviéta y la insurrecta (nacionalista) apoyada por la Alemania y Italia. La guerra duraba tres aňos y termina con la victoria de Franco y con una dictadura fascista militar, que duraba 36 aňos. La querra era fatal para los habitantes, porque mucha agente murió. Además esta época también influyó por ejemplo Pablo Picaso y su obra más famosa – Guernica.

Durante la dictadura del Franco había mucha pobreza, especialmente en el sur, y los hombres empezaron a trabajar en los países nortes, por ejemplo en Francia o Alemania, para mantener sus familias.

Tras la muerte de Franco en 1975, se restauró la monarquía con el rey Juan Carlos I., empezó la democracia y surgió la constitucion espaňola.

En el aňo 1982, Espaňa ingresó en O.T.A.N y tres aňos después en la Unión Europea.

Napsat komentář

Vaše e-mailová adresa nebude zveřejněna. Vyžadované informace jsou označeny *