La escuela y la educación

LA EDUCACIÓN EN ESPAŇA

El sistema educativo espaňol fue reformado por última vez en el aňo 2006. De momento, y según los resultados del estudio PISA 2009, la calidad de la educación espaňola se encuentra en el promedio de los países desarrollados, y es similar a la de Francia, Italia, Estados Unidos o la República Checa.

En Espaňa la educación es una responsabilidad compartida entre el gobierno central y las comunidades autónomas. Estas participan en la organización de los centros educativos de su territorio y establecen algunas asignaturas (por ejemplo, el estudio de una lengua cooficial, como el catalán).

Existen las escuelas privadas, públicas y concertados. Los centros privados se deben pagar y la educación es muy cara. Al contrario las públicas son gratuidas por el estado. El último tipo son los centros convertados, que son las privadas, pero reciben dinero del Estado para realizar su labor, y aunque son más baratos que los privados, suelen ser más caros que los públicos. Muchos colegios privados y concertados son propiedad de la Iglesia Católica. Se calcula que el 30% de los espaňoles estudia en un centro religioso.

 

Educación infantil

Primero es la educación infantil, que no es obligatoria en Espaňa y es para niňos hasta los 6 aňos. Muchos centros de primaria públicos ofrecen cursos de preescolar gratuitos para niňos de 3 a 6 aňos, pero la mayoría de  los niňos más pequeňos tienen que ir a guarderías privadas. Allí los niňos jugan los juegos, cantan y aprenden las palabras básicas.

 

Educación básica

Después es la educación básica dónde estudian los niňos desde los 6 aňos hasta 16 aňos y para todos es obligatoria y gratuita. Está dividida en escuela primaria y secundaria. Es decir, los niňos de entre 6 y 12 aňos van a un colegio de educación primaria, dónde la gente aprende contar, leer, escribir y otras cosas importantes para los estudios y los chicos de entre 12 y 16 aňos van a un instituto de Educación secundaria obligatoria. Dependiendo de la región, hay varias asignaturas optativas, especialmente en los últimos cursos de ESO.

Los estudiantes de primaria solo pueden repetir curso una vez, si el profesor tutor lo considera apropiado. En la ESO, si el alumno suspende tres asignaturas o más, tiene que repetir el curso. Puede repetir dos veces y solo una vez cada curso, excepto cuarto de ESO. El 40% de los estudiantes espaňoles repite curso al menos una vez antes de terminar la educación básica.

Cuando uno termina la educación básica tiene tres opciones: ponerse a trabajar, entrar en una escuela técnica, en otras palabras – especializarse, o matricularse en bachillerato.

 

Bachillerato

Finalizados los estúdios se puede sequir el bachillerato, que no es educación obligatoria y consta de dos cursos (16-18). Es una preparación para los estudios universitarios y permite especializarse en tres modalidades: 1) Artes, 2) Ciencias y Tecnología, y 3) Humanidades y Ciencias Sociales.

La mitad de las asignaturas son propias de cada modalidad y la otra mitad comunes para todos los alumnos. Al recibir el título de bachiller, el alumno puede elegir entre ir a la universidad o a una escuela técnica superior. Si un estudiante suspende tres o más asignaturas, tendrá que repetir curso. Sin embargo, en la mayor parte de las comunidades autónomas, solo tendrá que cursar las asignaturas suspendidas.

 

Formación Profesional

Se trata de una educación especializada en áreas como, por ejemplo, deportes, diseňo o electricidad. Tiene dos niveles: el primero son las escuelas técnicas, a las que puede entrar cualquiera con la ESO terminada, en muchos casos tras aprobar un examen de acceso. Normalmente constan de dos cursos, y al terminar el estudiante recibe el título de técnico. Los estudiantes pueden pasar de una escuela técnica al bachillerato y al revés, convalidando asignaturas.

Al terminar la escuela técnica, si uno quiere seguir estudiando, el camino más natural es entrar en una escuela técnica superior (cada uno tiene su prueba de acceso) y continuar unos tres cursos más. Al graduarse, uno se convierte en Técnico Superior y, si lo desea, puede seguir sus estudios en la universidad y tratar de obtener un grado.

 

La selectividad

Para continuar a la universidad, además de terminar bachillerato, hay que aprobar el examen de acceso. Se trata de pruebas sobre cuatro o cinco asignaturas, además otras pruebas voluntarias que dependen de la especialidad del alumno y que sirven para subir la nota. El examen es organizado por el Estado y no por los institutos, es escrito e igual para todos los alumnos de la misma comunidad autónoma, por lo que se considera bastante objetivo y se suele usar para comparar la calidad de los centros educativos. La nota de la selectividad, junto con la nota de media de bachillerato, sirve para calcular la nota final de acceso a la universidad. Las universidades confían en esta nota y pocas realizan pruebas de acceso propias.

Más de 80% de los examinados aprueba el examen, pero aprobar no significa entrar automáticamente en la universidad que uno quiere. Los estudiantes son aceptados en una carrera por orden, según la nota más alta. La nota del último alumno aceptado se llama “nota de corte“ y se puede usar para comparar el nivel de las carreras y las universidades. Si en una universidad la nota de corte en Derecho es de 5 y en otra de 6, se supone que la segunda tiene estudiantes de un nivel más alto.

 

Educacción Universitaria

Con la aplicación del plan Bolonia, la educación universitaria ha quedado dividida en tres niveles. El primero es el grade que se estudia cuatro aňos. Al obtener un título de grado, el estudiante puede continuar dos aňos más y estudiar una maestría (estudios de postgrado), con la que conseguirá el título de máster. El siguiente paso sería hacer estudios de doctorado y convertirse en doctor.

La universidad pública en Espaňa no es gratuita, pero sus precios no son muy altos y no suponen una barrera social. Además, existe un amplio sistema de becas que permite estudiar a los más desfavorecidos. La universidad pública cuesta entre 500 y 1.000 euros al aňo, dependiendo de la carrera. El precio de una asignatura aumenta (zvětšuje se) cuando el estudiante intenta aprobar la por segunda o tercera vez.

Además de todo esto existen tipos de educación propios que tienen su propia estructura. Algunos pueden terminar con un título equivalente al grado o el máster. Se trata de música, danza, artes plásticas o la carrera militar, por ejemplo.

 

EL SISTEMA EDUCATIVO EN LA REPÚBLICA CHECA

En la República Checa existe un nivel preescolar que no es obligatorio para los ciudadanos de ese país que dura 3 años y esta dirigido a los niños de 2 a 6 años. Después los niňos entran en la escuela de enseñanza básica que dura nueve años y que se divide en dos niveles, el primero que dura 5 años  y que corresponde a la primaria y el segundo de 4 años que se refiere al primer nivel de secundaria. Estos niveles educativos son obligatorios. El siguiente nivel constituye la enseñanza secundaria superior cual no es obligatorio y tiene una duración de tres a cuatro años y esta condicionado al haber completado la educación básica. Existen cuatro tipos de educación secundaria; la escuela secundaria general, instituto o “Gymnazium” (4 años), la escuela secundaria técnica, la escuela secundaria vocacional, y la escuela secundaria técnica/vocacional integrada. Al finalizar la educación secundaria superior se aplica un examen de conocimientos conocido como “Maturita”.

Cumplido el nivel anterior, el alumno puede entrar en la enseñanza superior que puede ser de tipo universitaria, o no universitaria.

La duración de los estudios varia considerablemente dependiendo del tipo degrado académico que se desee.

Napsat komentář

Vaše e-mailová adresa nebude zveřejněna. Vyžadované informace jsou označeny *